Fundación BBVA Continental
imagen
Comparte en:

La Casa de la Emancipación, ubicada a una cuadra de la Plaza de Armas de Trujillo, recibe su nombre porque fue en ella que por primera vez se proclamó, el 29 de diciembre de 1820, la Independencia del Perú, siete meses antes que lo hiciera el General don José de San Martín en Lima.

La ya entonces conocida como “La Casa de las Ventanas” por sus vistosos ventanales decorados con hermosas rejas exteriores de hierro labrado, volvió a protagonizar la vida del país cuando en 1823 se convirtió en sede del Primer Congreso Constituyente y residencia del gobierno del presidente José de la Riva Agüero.

 

Declarado monumento histórico en 1971, el predio cumple hoy un dinámico rol cultural, pues además de devolver al que lo recorre a las primeras horas de la República, sus ambientes están dedicados a preservar y difundir tanto la obra del poeta trujillano César Vallejo como la del obispo Baltasar Jaime Martínez de Compañón, quien en el siglo XVIII retrató en un conjunto de acuarelas la flora, fauna, costumbres, música y arqueología del norte peruano.

Los más de cien mil vistantes anuales de la casona pueden apreciar, en su sala principal, el original de la Real Cédula firmada por el Emperador Carlos V en Valladolid, el 7 de diciembre de 1537, que otorga a la ciudad de Trujillo su Escudo de Armas. La Casa de la Emancipación dedica también una amplia galería para la difusión del arte moderno, mediante el montaje de exposiciones temporales, y cuenta asimismo con una atractiva librería.

imagen
HORARIO DE ATENCIÓN

De lunes a viernes de 9 am a 1 pm y de 4 pm a 7 pm y los sábados de 9 am a 1 pm

imagen
COSTO DE ENTRADA

Entrada gratuita

imagen
INFORMACIÓN ADICIONAL

La Casa de la Emancipación dedica una amplia galería para la difusión del arte moderno.

TE PUEDE INTERESAR